Los mejores lugares para disfrutar de la nieve

Siempre se ha dicho que “¡En España lo tenemos todo!” Además de ser un referente en el mundo por el sol que suele brillar en nuestras playas, las montañas y parques naturales de nuestro país son una auténtica belleza cuando las temperaturas bajan y aparece la nieve. Si eres fan de ese invernal manto blanco, ya sea porque eres un adicto al esquí o el snowboard o porque te gusta hacer muñecos en ella, sigue leyendo porque en te vamos a contar los mejores lugares para disfrutar de la nieve en España.

1. Granada, Andalucía

Si hay una provincia de extremos, ¡esa es Granada! En Andalucía se puede encontrar uno de los lugares más variados de España, así podrás (en algo menos de 100 kilómetros en coche) pasar del calorcito el microclima subtropical de las playas de la ciudad de Motril hasta congelarte de frío en los alrededores del pico más alto de la península ibérica, el Mulhacén. La Estación de Esquí y Montaña de Sierra Nevada se encuentra en la sierra del mismo nombre y es una de las más completas de nuestro país. Pásate por Granada en invierno para practicar tu deporte de nieve favorito, contemplar las cumbres nevadas desde la preciosa Alhambra o perderte en un rincón gélido y pintoresco como el pueblo de Bubión, en plena Alpujarra Granadina.

nieve en la estación de esquí de sierra nevada en granada

2. Sierra de Gredos, Ávila, Castilla y León

La nieve está garantizada durante, al menos, seis meses al año en esta sierra compuesta por varios picos de más de 2.300 metros de altura, entre los que despunta el Almanzor, con 2.592 metros de altitud. En Gredos no encontrarás ninguna estación de esquí, así que podrás disfrutar de la tranquilidad y la pureza de la naturaleza en todo su esplendor. Poca gente lo sabe pero a tan solo dos horas en coche de Madrid tienes rutas de plena montaña tan interesantes como la que va desde Hoyos del Espino hasta el Morezón o hasta la Laguna Grande de Gredos en las que podrás disfrutar de la nieve como se merece.

mujer haciendo senderismo sobre la nieve en la sierra de gredos

3. Valle de Arán, Lleida, Cataluña

En los Pirineos de Lleida, se encuentra el valle de Arán, formado por 620 kilómetros cuadrados de extensa vegetación que alcanza alturas por encima de los 2.000 metros. Además de situarse en él una de las mejores estaciones de esquí de nuestro país, Baqueira Beret; en el valle encontrarás pintorescos pueblos, como Vielha o Artíes, llenos de edificios caracterizados por su arquitectura románica y gótica que con la nieve sobre sus tejados se vuelven aún más especiales. ¿Demasiado frío tras tanto hielo? No dejes de pedir en uno de los romanticones restaurante del valle la tradicional olla aranesa, ¡un plato con el que sin duda entrarás en calor!

nieve en el valle de arán en Cataluña

4. Puerto de Navacerrada, Madrid

Es raro ver la Cibeles nevada, así que cuando los madrileños tienen ganas de hacer un muñeco de nieve lo que hacen es subir hasta los encantadores pueblos de Navacerrada o Cercedilla y su estación de esquí, la más cercana a la capital. Enclavado en la increíble sierra de Guadarrama, en el Puerto de Navacerrada podrás encontrar buenos restaurantes en los que degustar las deliciosa carne de las reses de la zona, escuelas de esquí, lugares para lanzarte en trineo o pistas en las que perfeccionar tus habilidades con los deportes de invierno. Un consejo: ve bien temprano los fines de semana, ya que se suele poner hasta los topes.

nieve sobre los árboles de navacerrada

5. Formigal, Huesca, Aragón

En el Pirineo aragonés se encuentra Formigal, el lugar en el que se encuentra laestupenda estación de esquí de Aramón Formigal, que con sus 97 pistas y 176 kilómetros esquiables es una de las mejores de España. Además de esquí y snowboard, en la estación tendrás la posibilidad de practicar el toboganning o dar un paseo en trineo, así como de disfrutar de uno de los après-ski más animados de nuestro país. Completa tu visita visitando el nevadísimo pueblo de Sallent de Gállego, una aldea típica de montaña de casas de paredes de piedra y tejados de pizarra que te dejará con la boca abierta.

nieve en la estación de esquí de formigal en el pirineo de huesca

6. Parque Nacional del Teide, Tenerife, Canarias

¿Nieve en Canarias? No mentimos, cuando bajan las temperaturas no es raro observar elpico más alto de España cubierto de un bello manto blanco en el que los tinerfeños disfrutan haciendo muñecos de nieve, tirándose bolas de nieve, deslizándose con un trineo o simplemente fotografiando tan impresionante paisaje. El Teide es un volcán con una altitud de 3.718 metros sobre el nivel del mar y si ya en la Antigüedad los romanos llamaban a Tenerife “isla Nivaria”, por la nieve en la cumbre de el “monte claro”, significa que ésta ya se disfrutaba desde hace un buen tiempo atrás.

nieve sobre el teide en tenerife

7. Parque Natural de Somiedo, Asturias

En la Cordillera Cantábrica hay un rincón del que todos los asturianos están bien orgullosos: el Parque Natural de Somiedo. Razón no les falta porque, gracias a sus bosques, prados, lagos y lagunas, este parque es una maravilla natural y por ello fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Merece la pena explorar Somiedo a través de alguna de sus rutas de senderismo y, aunque en primavera o en otoño es mucho más sencillo, la serenidad y sobriedad del lugar cuando se cubre de nieve es inigualable. Cuando se acerca el invierno es el momento de coger las raquetas de nieve y recorrer (con mucho cuidado) la impresionante ruta que va desde Valle del Lago a Lago del Valle, con casi 500 metros de desnivel.

nieve en somiedo asturias

8. Sierra de Urbión, Soria, Castilla y León

El Pico de Urbión, con sus 2.229 metros es la montaña más alta de la sierra con el mismo nombre y el lugar en el que nace el río de mayor caudal de España, el Duero. Ya solo ver esta cadena montañosa cubierta de nieve es una maravilla pero si te gustan los paisajes glaciales no deberías perderte la Laguna Negra de Urbión cuando las bajas temperaturas hacen que esta y sus vecinas la Larga y la Helada se congelen. ¿Quieres más hielo y nieve? Sube hasta la cascada que se encuentra al final del sendero, encontrarás una bella figura de agua petrificada que te dejará maravillado.

9. Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Madrid y Castilla y León

Los madrileños no pueden quejarse, tienen una cantidad de lugares increíbles para disfrutar de la naturaleza cuando se encuentran demasiado atrapados por el asfalto. El Parque Nacional de Guadarrama, situado entre las provincias de Madrid y Segovia, es el lugar ideal para escaparse a disfrutar de la montaña y, por supuesto, pasárselo de maravilla con la nieve cuando el termómetro alcanza temperaturas bajo cero. Peñalara es la montaña más alta de la Sierra de Guadarrama y suele ser la más concurrida por su fácil acceso, junto a la increíble zona de la Pedriza. Si quieres un rincón de total tranquilidad, no dejes de visitar el Nevero, en Lozoya, un lugar 100% recomendable para descubrir con tus raquetas de nieve.

esquiador en la sierra de guadarrama en españa

10. Valdezcaray, La Rioja

Es probable que muchos no conozcan la Estación de esquí de Valdezcaray, situada en La Rioja. Es una estación discreta, con solo 20 kilómetros de pista pero, por ello, muy tranquila y perfecta para aquellos que quieran disfrutar de la nieve con mucha tranquilidad o mucha adrenalina, si es lo que vas buscando. El pueblo de Ezcaray, a tan solo 15 kilómetros de la estación, es una base ideal para pasar unos días rodeado de blanco, ya que además de contar con restaurantes de alta gastronomía como El Portal de Echaurren (que cuenta con dos Estrellas Michelin), suele haber un ambientazo en sus bares de pinchos en los que uno de los mejores vinos del mundo entra de maravilla.

esquiadores en valdezcaray

¡Compártelo!

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *